viernes, 14 de febrero de 2014

INNOMBRABLE




Que vacío que siento sin ti.
en este sillón rojo, mudo compañero
de este destino que me ata
a una puerta cerrada
bajo siete llaves doradas,
disfrazadas de amor.
Mientras las lágrimas que llora el cielo,
palmotean el cristal de mi ventana
queriendo despertar a este corazón,
que no sabe aceptar.
Mi vientre late amordazado,
vida que con furia reclama un espacio.
Amor que me desborda en silencio
que quiere gritar y liberarse.
Mas no, no puede salir y nombrarte.
Amor mudo escondido y censurado
Sin nombre,
Innombrable.
Del otro lado del cristal,
el cielo se nubla y oscurece
para no mostrar este corazón al mundo
presa del prejuicio,
sola en la condena,
Y solo el silencio llega
Y responde preguntas que nunca haré.
Y acuno mi vientre abultado,
magia del amor, ¿el o ella?
solo Dios lo sabe porque ahora,
ahora es solo amor.
Tú, desbordando mi ser,
cada centímetro de mi, está lleno de ti,
Y el palmoteo de las gotas en el cristal
me despiertan para evitar
que mis pensamientos se fuguen
Y griten tu nombre sin pudor.
Tú, innombrable,
simplemente no estás aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario