martes, 30 de julio de 2013

CONFESIONES (extracto)

Dicen que los caprichos de la vida son incalculables, dicen que el destino es solo una quimera y que somos presas fáciles, yo creo que la vida es una traviesa compañera que nos juega a veces bromas inesperadas, para las que nunca nos preparamos, solo nos toca vivirlas y después de aceptarlas e internalizarlas, nos desbordan al punto de asfixiarnos, sin embargo no nos matan…nunca matan, solo mueren las vivencias transformándose en recuerdos…a veces malos, a veces buenos…y sin importar cuán grande hayan sido…permanecen en el tiempo y se van impregnados en nuestra esencia hasta aquel día en el que debemos inevitablemente rendir cuentas de nuestros actos. Dicen que los grandes errores se pagan con grandes problemas o grandes sufrimientos….dicen que no hay mal que dure cien años ni cristiano que los soporte….yo creo que la causalidad y el efecto están tan unidos como el sentimiento al ser humano ¿Se puede llamar error a un sentimiento tan fuerte que a través de los años solo se esconde en lo más oscuro de la mente y el corazón? Quizás el error fue esconderse del sentimiento y ocultarlo, sin embargo así fue y las consecuencias son más grandes que el error. extracto (CONFESIONES)