lunes, 26 de marzo de 2012

PLEGARIA



Madre,
Remece la tierra para que los hombres,
despierten del conjuro que
los tiene sumidos en la avaricia.
Dales consciencia de su pobre estado inerte
Y permite
que las mujeres vuelvan a ser tierra fértil
y los hombres, semilla inmaculada.
Lávalos con tu lluvia para que en ellos
no haya impureza alguna.
Sécalos con el viento y cuéntales
en un susurro, que la magia del amor aun existe.
Déjalos que se fundan con el fuego de tu vientre
para que germinen con el rocío de la mañana.
Sin vendas en los ojos para
que puedan ver el azul del cielo,
sin cadenas en sus manos
Madre,
para que tus hijos
puedan nuevamente abrazarse.