lunes, 26 de diciembre de 2011

DEMENCIA





Dentro del remolino de mi mente
escondido entre vagos recuerdos
tu amor aflora de entre las tinieblas
y el mareo me agita los sentidos.
Tu silueta se deslava,
se aleja mientras vomito tu amor
con pasión iracunda
se desparraman en la alfombra
tus caricias esquivas
mientras busco en el pasado
trozos de mi historia, días de ilusiones perdidas
de sueños infecundos,
Los uno con hilos invisibles
cual sastre de mala muerte,
las puntadas se pierden en la nada,
mientras el remolino de mi mente
me lleva a otros tiempos
los observo desde afuera
maldita voyerista del pasado,
sádica costumbre
de saborear la ilusión de lo que no fue
irónico remolino que me marea
y me pierde en esta eterna demencia
de estar sin ti.