miércoles, 3 de noviembre de 2010

SELK-NAM



Desde el lodazal sombrío
de los escombros de tu civilización.
Desde los restos de las ilusiones y desencantos.
Desde allí fluye la vida, nace el amor.
Brote tímido que asoma curioso
para ver la luz del cielo.
La tierra se estira, respira
se levanta y promete un nuevo día.
Recuerda a sus hijos caídos,
sur que llora la devastación,
aniquilados, vendidos, expuestos y
devueltos como piezas de museo,
mientras la inocencia sigue siendo la bandera
Selk-nam que vaga por la eternidad.
El hijo de la tierra nunca supo
que el visitante era el enemigo.
Entre los ecos de toda una población que llora
las fogatas que ya no alumbran la noche austral,
entre olas que surcan mares
buscando al pescador que ya no esta
y que recorre llanuras que no son cubiertas
por cazadores de lanzas y cueros,
la tierra los recuerda, los llora
Y entre gimoteos levanta la esperanza
de la memoria que los inmortaliza.
La tierra los acuna y a través de los años
los mantiene vivos en cada amanecer,
en cada canal que bordea la tierra,
en cada isla, islote y continente.
La tierra promete tenerlos
en sus entrañas y recibe el nuevo día
como promesa eterna de mantener
a sus hijos cubiertos y seguros
a resguardo del visitante traidor.

7 comentarios:

  1. Excelentes versos! tan completos en todo sentido y tan comprometidos...
    Gracias a Dios:
    "La tierra se estira, respira
    se levanta y promete un nuevo día"

    Gracias por tu vuelta!
    Era necesaria, sin duda.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Tantos visitantes que se transforman en invasores traicionando a baleceras y bombas la buena fe de los habitantes.
    Pienso en Iraq y Afganistán pero también Àfrica.

    Sin embargo tu precioso poema no se deja avasallar y como muy bien dices, "La Tierra Se Levanta y Promete Otra Vida" pienso que hay confianza de que alún día las cosas cambién.

    Abrazos desde Copenhague la Ciudad Multicolor,

    Ian.

    ResponderEliminar
  3. La fotografía es de VALPARAÍSO???

    :)

    ResponderEliminar
  4. Muy sentido texto-homenaje, necesario, diría indispensable, para ayudar a comprender, sopesar y lamentar el exterminio que se hizo de esos pueblos originarios y, que sirva para decir con fuerza YA NUNCA MÁS! Aunque poco y nada quede de todo aquello... la experiencia ha de servir más allá de nuestras fronteras.

    Es bueno tenerte de vuelta.

    Besitos...........

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ustedes por estar siempre, y contestando a la pregunta de Maritza, siiii es de Valparaiso,de aquelmaravilloso día en que jugamos a ser reinas, un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  6. Qué lindo!! INCONFUNDIBLE EL MAR DE MI CIUDAD NATAL!

    Abrazo grande, amiga!!

    QUE TODO TE SEA FAVORABLE EN EL DÍA DE HOY!

    ResponderEliminar
  7. Maravilloso, me golpeó el viento, el horizonte sin límite ... se me agolparon esas mujeres y hombres desafiando al estruendoso mar mirándonos, escrutándonos ... Maravilloso

    ResponderEliminar