lunes, 7 de junio de 2010

EN UN DÍA COMO HOY, HACE 17 AÑOS, MI MADRE EMPRENDIÓ SU CAMINO HACIA LA LUZ...Y ESTE FUE MI LLANTO.


Mi Beso
Y mi beso no llegó
aunque tu boca lo esperaba, no llegó.
y mis manos no alcanzaron
a tomar tus manos, y mi abrazo,
tu arrullo no sintió.

Si tu cuerpo helado no alcanzo.
¿qué boca beso yo?
Y mis manos por alcanzarlo
Arañan la tierra,
¿qué cuerpo abrazo,
Si la tierra lo consumió?

Y tus ojos que me buscaron;
No me hallaron.
Y tu mirada en la nada se perdió.
¿qué mirada busco yo,
Si la tuya a mi no me alcanzó?

Mis manos buscan tus canas…
Y tus canas ya no están.
Y mi boca desea tu beso blanco
Puro, de amor incontenible.
Y por buscarlo beso la tierra
Que acuna tus besos, tus canas, tus manos.

Y el vacío de este polvo
Que se llena del rocío de mi dolor y …
Y no te encuentro.
¿qué boca beso yo?
Si aunque tu boca lo esperaba,
Mi beso no llegó?

5 comentarios:

  1. Hemany, entendiendo tanto y tanto tu poema, por haberlo vivido yo también (esto, desde hace 12 años), me sumerjo en tus palabras y las hago mías también.
    Es un poema nostálgico, lleno de duras realidades.
    Un abrazo en la distancia, por el sentimiento que nos une.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Maritza, un abrazo igual para ti.

    ResponderEliminar
  3. Escribí un comentario ayer pero
    Por alguna razón no se quedo

    en todo caso era mas o menos asi:

    Por que se lo que se siente
    te acompaño en tu sentir.

    Cristhian

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Cristhian,un abracito.

    ResponderEliminar
  5. Querida Hemany:no cabe duda de que el tema de las madres es algo que nos marca para todo el resto de nuestras vidas. Lo que se dijo y lo que no, lo que se tuvo y lo que faltó, las intenciones truncadas y los hechos que nunca debieron suceder, todo, TODO queda grabado afuego en nuestra conciencia y en la raíz de nuestras emociones.
    Una vez fuera de tiempo, no queda más que rendirle los homenajes tardíos estén o no estén, total, de tanto repetirlos, han de saber llegar hasta ellas y quedar en sus frentes como el beso que nos daban - o esperábamos - antes de dormir.
    Muy emotivo tu texto y te felicito por atreverte a manifestarlo y compartirlo.

    Cariños!

    ResponderEliminar